Receta de la semana
1 diciembre, 2017

Shrimp international news

Entrevista a Roberto Chamorro Gerente General de CAMACO:

Durante los dos días anteriores a la reciente conferencia de cultivo de camarón en Panamá, fui invitado de CAMACO (Camaronera de Cocle, SA), la granja de camarón más grande del país. Propiedad de GRUPO CALESA (Compañía Azucarera La Estrella, SA), el mayor conglomerado agroindustrial (arroz, azúcar, ganado, alimento y camarones) en Panamá, CAMACO tiene un laboratorio de biología molecular, dos instalaciones de maduración (con programas genéticos), dos criaderos, 1,200 hectáreas de estanques y una planta de procesamiento. En conjunto, con sus clientes, socios y contratos, CAMACO administra 2.500 hectáreas de estanques de camarón, que representan entre el 40 y el 45 por ciento de la industria de cultivo de camarón en Panamá.

Shrimp News: ¿Cómo comenzó a cultivar camarones?

Roberto Chamorro: Mi historia en el cultivo del camarón comenzó en 1980, después de completar estudios universitarios en Ingeniería Pesquera en la Universidad Federal Rural de Pernambuco, Brasil, con un título en acuicultura. Regresé a mi Panamá natal, donde conocí a Bill More, gerente general de Agromarina de Panamá, una de las primeras granjas de camarón en el hemisferio occidental, en ese momento propiedad de Ralston Purina Company. Me ofreció un trabajo en el criadero de Veracruz, donde conocí y trabajé con Ron Staha, David Drennan, Joe Mountain, Roland Laramore, Glen Bieber, Franklin Kwai Ben y Luis Arguedas. Trabajé en Agromarina durante más de nueve años: en el criadero, en I + D, en la planta de procesamiento y en la granja.

En 1981, sin remordimientos, dejé la oportunidad de ir a Japón para un Ph.D. debido a la gran experiencia práctica que recibí en Agromarina. En 1985, me convertí en vicepresidente de producción durante el período en que Granada Corporation of Texas era propietaria de Agromarina. En 1988, durante una reestructuración, decidí irme, comencé mi propia empresa de consultoría e hice consultoría de camarón en Honduras, Colombia, Ecuador, Puerto Rico y Panamá.

En 1989, me uní a un grupo de consultoría que trabaja con la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) como especialista en desarrollo acuícola. Fui asignado para trabajar en el Programa de Promoción de Exportación de Camarones en FPX (una federación de productores y exportadores no tradicionales) en San Pedro Sula, Honduras, con viajes frecuentes a Choluteca, donde se encuentran todas las granjas de camarón. Mis funciones incluyen ayudar al Banco Central de Honduras a administrar un fondo de promoción de exportaciones para la cría de camarón, capacitar a los banqueros en los detalles del programa y trabajar estrechamente con la Asociación de Acuicultura de Honduras para desarrollar el sector de la acuicultura, no solo camarón, sino también tilapia. Me enorgullece decir que las primeras exportaciones de tilapia hondureña al mercado estadounidense se lograron durante mis años como especialista en acuicultura para USAID en Honduras.

En 1994, cuando terminó ese proyecto, me uní a otro conocido grupo privado en Honduras: The Deli Group, propiedad de mi amigo Peder Jacobson, quien me contrató para establecer una planta de procesamiento de camarón. Trabajé con Peder hasta 1996, cuando mis hijos crecieron, y luego decidí regresar a Panamá y comenzar mi propio negocio. Con la ayuda de algunos amigos de la industria, fundé una empresa de maduración de camarón llamada AR Aquacultura, SA, y exporté nauplios a Ecuador, Colombia, Perú, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, México y EE. UU. Eso fue un gran negocio hasta 1999, cuando los blancos llegaron a Panamá. Aunque nunca tuvimos un brote de puntos blancos en nuestra planta de incubación, las granjas de nuestros clientes fueron duramente golpeadas y eso nos causó grandes problemas financieros.

En ese momento, acababa de comenzar un proyecto de granja de camarón con mi buen amigo Alex Cohen, cuyo hijo Jason estudiaba acuicultura en Texas A & M. Es una pequeña granja de 55 hectáreas llamada White Shrimp Farms. Hemos sido capaces de producir cultivos razonables y estables en presencia de puntos blancos.

Luego, en el año 2000, otro buen amigo, el Sr. Alberto Villageliú, me contrató para realizar consultas sobre la mayor granja camaronera de Panamá: Camaronera de Cocle, SA (CAMACO), propiedad de la Familia Chiari. En este momento, soy el Gerente General de CAMACO. Más de 300 personas trabajan conmigo para lograr nuestros objetivos de producción. Mis funciones incluyen la producción de camarón (maduración, criadero y engorde), el programa genético, el procesamiento y la venta del camarón. En febrero de 2006, tendré 27 años de experiencia en el cultivo de camarón, y no cambiaría nada si tuviera que hacerlo todo de nuevo. Bueno, tal vez me saltaría skitespot la segunda vez.

Español